Jorge Olivera, un poeta Uruguayo

 

 

Me he asomado a la poesía del escritor uruguayo afincado en Madrid, Jorge Ernesto Olivera (1964 en la ciudad de Treinta y Tres, Uruguay).

mde

fotograía Isabel Montero

 

 

Entre otras cosas, Jorge Olivera es autor de “Poemas del desierto de Mojave” , con el que obtuvo el Premio Gerardo Diego 1993 de la Diputación de Soria. “Labios de Poniente “(2000), Premio Municipal de poesía de Montevideo, 1997 y Mompracen (2002). Tiene además publicados relatos, ensayo y un largo etcétera que es mejor descubrir de la mano de sus libros y su pluma, su voz y su palabra siempre certera.

Se doctoró en la universidad Complutense de Madrid y actualmente ejerce como profesor en una prestigiosa universidad de esta misma ciudad.

 

Lo que he sentido al tener la literatura de Jorge en las manos lo resumo con una cita del escritor vasco Kirmen Uribe:

Hay un miedo que sin aviso nos invade por completo.

Como los albatros de febrero en los acantilados,

Bada beldur bat abisurik Gabe eta erabat hartzen gaituena,

Otsaileko albatrosak itsalabarretan bezala.

Kirmen Uribe (Colección Visor de Poesía)

“Mientras tanto cógeme la mano” / “Bitartean Heldu eskutik”

 

 

La escritura de Olivera es la emoción en estado puro. En sus obras la poesía es la propia poesía. La palabra su propia voz. Su lenguaje es origen de la idealidad que como afirma el filósofo Don Emilio Lledó esta idealidad es la forma suprema de la libertad, de la creatividad.

Jorge Olivera se relaciona con el texto y el texto así mismo con el lector en una forma de producción e interacción universal. En un ininterrumpido movimiento de instantes, que se fijan en el paladar, sabores que van y vienen en una perfecta comunión poesía/humanidad.

Palabras que se convierten en poemas que no quedan anclados, sino que avanzan en un continuo en su trabajo, en una incesante búsqueda de formas o “performas” tan solo de palabras, que combinan en escena expresión y sentido. Su capacidad de reflexión sobre el lenguaje, su uso, el conocimiento de sus limitaciones nutren la genialidad de su obra.

 

El primer libro que encontré de Jorge Olivera fue “Kayac y otros poemas”

Publicado en Amargord (2011)

cof

fotografía Isabel Montero

 

Habló la hechicera, rema, dijo,

mientras hería al animal

cuchillo abajo por el pecho,

bate alas a ritmo de danza

El ave muerta ya…

 

 

…y el kayac bajo mis pies

en el cristal

la voz cantaba…(fragmentos de “Kayac y otros poemas”

 

La poesía de Jorge viaja en Kayac, surca el océano, navega ríos, crea mundos para seguir navegando, avanzando en la estrechez de esta embarcación, a la vez rápida, pero insegura.

Su voz es la voz así crecida desde el pirata reconquistando Mompracen, buscando sirenas

 

las he visto desnudando la aurora

alejarse entre muchedumbres de delfines

raspar el agua como aviones de titanio

surcar el cielo como barcos entrevistos al filo del horizonte…

mde

fotografía Isabel Montero

Y no había sirenas…

Su voz, es la voz que crea mundos, mundos imaginarios, o no. Crea efectos desde un no ser a ser. Su lenguaje es el efecto de una memoria y mundos imaginarios, mundos que a su vez nos transportan, seguramente en un viaje en kayac.

Isabel Montero

“Kayac y  Otros poemas” Jorge Olivera, Editorial Amargord

http://www.casadellibro.com/busqueda-generica?busqueda=kayac&nivel=5&auto=0&maxresultados=1

“Poemas del desierto de Mojave” Jorge Ernesto Olivera Olivera Premio Gerardo Diego

https://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?sts=t&tn=poemas+del+desierto+de+mojave

“alma-mujer-alma”Día internacional de la violencia contra la Mujer,

Cada diez minutos un hombre mata a una Mujer  en algún punto del Planeta (Datos de la ONU).

Sin olvidar el sutil a veces imperceptible a la sociedad del bien llamado Acoso Moral. Y aquí desconozco los datos de cuantas mujeres son acosadas moralmente, diariamente en todo el mundo.

Como mujer, como persona, como ser me uno hoy y todos los días al clamor, BASTA.

Estoy con todas las Mujeres del Mundo, las que están y las que se han ido.

mujer-recostada-lempicka-1

Mujer recostada. Tamara Lempicka

Alma-mujer-alma

Un alma

se desgrana sola, se desgrana sola

porque no tiene

un sueño-no tiene un sueño-no tiene

mujer-alma levántate.

Isabel Montero.

Poema del Poemario Contra-Corriente con registro en la Propiedad Intelectual de la Comunidad de Madrid y que formó parte de la Exposición del mismo Título en la Galeria Habitar la Linea de Madrid

En neutro

img_20161030_161718-en-neutro

Un instante es extraordinario si logramos un sueño.

Isabel Montero

A Max y Diego

Poeta, ha llegado la bruma a los acantilados.

Ha subido a lo alto del monte y desde allí, ha atinado certera a cubrir la ciudad.

De repente, ha envuelto dos cuerpos que entrelazados reposan sobre la arena.

Lo que te inquieta poeta, en nada se parece a la bruma que cubre los cuerpos casi helados.

Las olas suben y bajan.

Los surfistas planean sobre las crestas.

El perro rodea los cuerpos moviendo el rabo. -Parece contento-

Se tumba también sobre la arena, a su lado.

No quieren que ese instante termine.

Poeta, ¿sabes componer un verso?

 

cinco años

DSC00261 firmada luna

Hoy 4 de noviembre de 2016 este blog cumple cinco años.

¡Feliz cumpleaños Epifanía en la Luna!

Han sido cinco años de andadura en la red.Junto a otros “bloggers”. Hemos formado una pequeña gran familia y quiero agradecer que estéis ahí. Porque juntos hacemos que nuestra Gran Ilusión sea posible. Gracias por esa compañía en esta camino, por vuestros comentarios, por vuestra presencia. Sin vosotros no hubiera sido posible.

Cuando empecé este blog no creí llegar tan lejos y hoy creo que es el momento de agradecer a mis lectores de muchas partes del mundo su presencia: España, Portugal, Francia, Estados Unidos, México, Colombia, Venezuela, Canadá, Japón, Argentina y se que dejo a muchos en el tintero.

Con algunos he logrado una buena amistad. Una amistad que me alienta y acompaña. A algunos os he conocido en persona y ha sido muy grato. He tenido grandes experiencias que me han enriquecido como persona. De verdad, es fantástico despertar cada mañana y saber que seguís estando ahí. Tan lejos, tan cerca. Gracias

 

apariencia

¿Qué hubo debajo del olor a tierra

de la arcilla húmeda, del coche sin rumbo

del pañuelo al aire y del pic- nic en la carretera?

¿Qué hubo tras el resort de lujo

y un beso robado al sonido del mar?

¿una playa de piedras?

¿por qué aquella palmera sin plátanos,

la mirada amante en un patio de flores ya secas?

Se escondía el alma, y se escondía

en la taza de café del desayuno

en el sabor de mantequilla salada y tostadas

con miel.

Una foto robada, una fuente detrás del frío, de gotas de agua

sobre nuestras cabezas.

¿Otro beso, otro beso de verdad o de mentira?

¿Alucinación o sueño?

Síntesis

images-45

imagen subida de internet

Quiero derramar sobre las hojas secas agua de rocío, agua de rocío que escriba en la hierba un momento; un momento que arranque de la vigilia en la noche. Un tiempo que tiene marañas de hilos enredados, palabras construidas de pensamientos inconexos, que no me deja proceder como yo quiero.

Hojas secas sobre la hierba, pies sin zapatos. Papel en Blanco.

 

 

Azul Cobalto

img-20160925-wa0042

A Josean Jauregui.

A mis amigos de la Kuadrilla Bordatxo.

Declina un verano, aldea de piedra-luz  se abre paso en la montaña. Se abre paso, si, se abre con la veleta de la torre de la iglesia apuntando al cielo. Y una nube, una nube hecha fumata alza la voz para anunciar, para decir un tiempo nuevo. El geranio en el alféizar de la ventana se recrea. No necesita la luz del farol. Azul cobalto.

 

Isabel Montero

Madrid 29 de septiembre 2016

Anteriores Entradas antiguas