Poesias Guiomar52

Nocturno

DSC00260
Noche Foto Isabel Montero

La noche se vuelve lenta y ensombrece

el mar que acercado a la orilla arroja

                                                                     Nuberos

En la galerna, se agita el viento del Norte

que enmudece tus palabras

esas, las mismas que fueron mentira.

Y yo me agito como se agita el mar.

 

La noche se vuelve lenta y ensombrece

los pastos verdes que a su vez se encapotan.

En el bosque, se agita el viento del Norte

que descubre tu rostro de forma súbita

ese, el mismo que fue una falacia.

Y yo me agito como se agita el roble.

 

Y yo me agito como se agita el mar.

 

Un águila desliza el cielo

y el río vivo vuelca agua en la marea

que enmudece tus palabras

esas, las mismas que fueron mentira,

esas, que hoy se arrugan, se disuelven y desaparecen

necias.

 

La noche se vuelve lenta y mientras yo me rehago.

 

Chopin Nocturno Op  N2

 

Anuncios

9 comentarios sobre “Nocturno

  1. Hermoso poema, Guiomar, me ha gustado por su fuerza en contraposición a su ternura. La fuerza del mar “como se agita el roble”… Una fuerza necia, mentirosa… Y me encanta el final. Me ha gustado mucho, amiga. Un beso.

    1. Gracias julie, si a ti te gusta a mi me honra que te guste. Interpretas el poema tal cual quiere ser. Escuchaste el nocturno? Un beso muy, muy grande amiga.

  2. De acuerdo totalmente con las palabras de Julie, fuerza y ternura contrapuestas, tu Nocturno, como los Nocturnos de Chopin -y el que hoy nos invitas a escuchar- tienen esas características. En otro tiempo yo los interpretaba, hoy los escucho…
    “La noche se vuelve lenta y mientras yo me rehago”, verso que todo lo resume.
    Muchas gracias, y un enorme abrazo.

    1. Gracias a ti Isabel por tus hermosas palabras. Es fantástico escuchar este Nocturno. Y admiro que hayas podido tocarlos. Yo estudié muchos años de solfeo en el bachillerato y magisterio, y cantaba muy bien, tocar solo la flauta dulce. A mí la música me gustaba mucho. Estos hábitos casi los tengo abandonados.

    2. Me lié con el abandono de la música y no te mandé un beso enorme. Pensaba en esté espació que las dos hemos dejado por diferente causa. O sentido. Un beso muy grande Isabel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s